viernes, 24 de diciembre de 2010

La noche


Noche, te has convertido en la única testigo de mis pasos. Pasos que me dirigen a ella. Pasos silenciosos. Pasos que ruegan por no ser descubiertos.

Noche, con tus ojos te has dado cuenta del amor. Un amor casi imposible. Un amor que debe ser a escondidas de todos. Un amor que es más mío que de ella.

Noche, sólo tú me has visto llorar. Me has visto vivir en la zozobra y en la incertidumbre. Me has visto dejar de ser yo. Me has visto rezar por su corazón.

Noche, conoces mi desdicha. Conoces las migajas del cariño. Conoces las frases y momentos cortantes. Conoces las palabras que se ha llevado el viento.

Noche, la incondicional, la que no juzga y no juzgará. Noche, dueña y señora de las cosas del amor. Protégela. Cuídala. Otórgame a mí las desdichas.

1 comentario:

Mr. Dupin dijo...

Excelente composicion... me gusta la profundidad y el sentimiento con la que escribes, sigue asi, saludos.