domingo, 13 de noviembre de 2011

Voltea a mí


¿Cuánto estas dispuesta a sacrificar por mí? Porque yo, ya te he dado todo, ya no me queda nada más para darte. Cada vez que me dejas empiezo a perder el control, te extraño y lloro por ti, pero tú no te das cuenta de lo que pasa, no te detienes a pensar que te necesito. Tienes mi aliento y mi alma, y si quisieras más, te lo daría. Sé que estás leyendo esto, y también sé que me amas a tu manera, ¿pero por qué a veces te siento tan distante?

1 comentario:

Rosas dijo...

Muchas veces nos cuesta tanto expresar lo que verdaderamente sentimos ...